Entrenamiento Personal


Hoy en día existe una sociedad concienciada con la salud, que cada vez practica más deporte y tiene una mayor esperanza de vida, tratamos de cuidarnos más y de estar a gusto con nosotros mismos, ya que eso es garantía de salud, calidad de vida, y por supuesto felicidad.

¿Por qué contratar un Entrenador Personal?

-Motivación: Una de las razones principales por la que mucha gente contrata entrenadores personales es debido a la motivación. Un entrenador personal es capaz de motivar a la persona más negativa, de hacerle cambiar su forma de pensar, ver la vida de otra manera, mantenerle motivado y crear unos hábitos que serán para toda la vida.

-Seguridad: La seguridad a la hora de entrenar es la clave, nadie quiere tener una lesión y tener que dejar de entrenar a la semana de haber empezado el gimnasio, por eso, tu entrenador personal se va a encargar de que realices todos los ejercicios con la máxima seguridad posible.

-Exigencia: Todos cuando vamos al gimnasio o a hacer deporte si lo hacemos en solitario nos exigimos menos, y esto es así por mucho que lo neguemos. El hecho de tener un profesional encima que te este contemplando, animando, haciendote un seguimiento y diciéndote, ¡va, un poco más!, te va a dar alas, va a hacer que te esfuerces más y te exijas más a ti mismo, con lo cual, ya sabéis, más esfuerzo, más recompensa.

-Adaptación: Principio fundamental del entrenamiento, para que mejoremos, será necesario que nos adaptemos progresivamente al ejercicio, y nadie mejor que tu entrenador personal para saber cómo vas y si puedes dar más en la próxima sesión, por eso un entrenador personal adapta el ejercicio a cada persona y a cada sesión de entrenamiento.

-Aprendizaje: Tu entrenador personal es aquel que no solo viene, te hace la sesión y se va, si no que es mucho más, es aquel, que aunque no esté hace que entrenes bien,  por eso él es el  que nos enseña a entrenar de la manera adecuada. Conmigo aprenderás a entrenar por tu cuenta  con la máxima seguridad y eficacia.

 -Diversión:Un buen entrenador personal es aquel que hace que hasta la persona más desmotivada hacia el deporte (que va por obligación del médico) sea capaz de practicar deporte y  divertirse al mismo tiempo con un programa de entrenamiento variado y motivador.

-Eficacia: Es frecuente ver a las personas día y noche en el gimnasio  persiguiendo sus objetivos y finalmente no consiguiendo nada, malgastando un tiempo que es oro. Un entrenador personal te ayudará  a centrarte en tus objetivos y a dejar de perder el tiempo con entrenamientos ineficaces. Conmigo tendrás un plan específico que  te ayudará  a maximizar tus resultados en el menor tiempo posible.

 -Individualización:Muchas veces, cogemos rutinas, dietas de internet,  la rutina del gimnasio que lleva mi compañero… ¿y dónde está el principio de la individualización? Cada persona es diferente y necesita un plan de entrenamiento individualizado adaptado a sus características.

-Falta de tiempo: Normalmente contamos con el tiempo escaso para dedicárselo al ocio. Pues el trabajo, la familia, las tareas… nos llevan  mucho tiempo. Solemos entrenar con prisas y haciéndolo mal, ¿qué resultados vamos a obtener? Ninguno. Un entrenador personal se va a adaptar a tus horarios, te va a entrenar en casa y encima el tiempo de entrenamiento va a ser eficaz con lo cual vamos a conseguir mejores resultados con menos tiempo.

 -Economía: Hoy en día un entrenador personal  puede estar al alcance de casi  todos.  Si te parece muy caro piensa que siempre será más barato y eficaz contratar un entrenador personal que gastarnos el dinero en cremas, máquinas, pastillas milagrosas… que no sirven para nada y ponen en riesgo tu salud.

 

Y después de todo, ¿sigues teniendo dudas de porqué contratar un entrenador personal?

 

DSCN6465